Eurovisión

No tengo un recuerdo claro de cuál fue el primer festival de eurovisión que ví, sí que recuerdo el de Sergio Dalma con Bailar pegados en el 91 (lo he tenido que buscar porque si mi memoria no me permite recordar apenas qué he desayunado mucho menos la canción que llevamos a eurovisión cuando tenía yo 10 años, suerte de memoria selectiva que me haces algo malo y oye eso toda la vida me acordaré).

Me acuerdo de ese año porque acababa de venir de una excursión del cole, ahí ya del sitio ni de coña, ni de si me lo pasé bien o mal o vete a saber, lo que sí recuerdo de las excursiones del cole es que mi madre me hacía un filete empanado y antes de irnos al autobús nos íbamos a la panadería, aún sin abrir, como cualquier contrabandista por la puerta de atrás a que nos vendiese un bollo de pan los pobres panaderos que llevaban amasando y amasando desde bien entrada la madrugada, eso sí yo iba la mar de feliz con mi bocata de pan recién hecho mientras que el resto lo llevaba del día antes o directamente de pan de molde, era la envidia de todos mis congéneres.

Con los años fui poco a poco perdiendo el interés por eurovisión, puede ser porque siempre eramos de los malos los peores, hasta que de repente llegó el año de operación triunfo. Debo de ser de las pocas personas sobre la faz de la tierra que no vió ni esa ni ninguna edición de operación triunfo, pero esa primera en especial era ya cuestión de orgullo no verla, la gente empezó a decir que yo regordeta de mí  era igual que Rosa de España, sí igualita que hasta yo que un día me puse a ver quién era me asusté porque la cabrona de ella se parecía a mi ¿o yo a ella? vete a saber, con los años me puse a hacer una dieta que me hizo bajar muchísimos miles de millones de kilos así no habría tanto parecido, pero chica que ella se debió de enterar que también se puso a dieta. Creo que es un estigma que me perseguirá el resto de mi vida.

Ese año de eurovisión recuerdo como recibí no uno ni dos, si no un mensaje de cada amigo, familiar, vecino o pariente que tenía mi móvil (benditos SMS que tenías que saber el número de memoria de quién te los enviaba porque de aquella los móviles no tenían agenda para sms) pues como decía, las buenas personas de ellas se interesaban por mi estado de nervios ante la actuación tan importante que iba a tener esa noche, en fin que para desquitarme de no querer acabar con la humanidad esa misma noche no había mejor manera que salir de copas toda la noche no se si para ahogar las penas o para dejar que flotasen.

Recuerdo de ese mismo año que se celebró la despedida de soltera de mi prima y ahí acabamos todas disfrazadas de indias en un bar cantando las benditas canciones de operación triunfo, polla en mano a modo de micrófono y yo muerta de vergüenza, no se si por el tipo de micrófono o porque era la única que no se sabía la dichosa canción. ¿Por qué la gente en sus despedidas va cargada de pollas por doquier? Como si no viesen una en su vida y tuviesen que tener cientos de ellas alrededor para saber que sí existen, niña que te vas a casar, que se supone que al menos una ya viste unas cuantas veces, y si no es así plantéate directamente lo de la boda no vaya a ser que el día de mañana te lleves más de una sorpresa.

Volviendo a eurovisión, el primer festival que llegó estando yo con mi pareja, descubrí que era un ritual año tras año ver el festival, no por si ganábamos, que eso ya es más a apuestas a ver en qué lugar de la mitad para abajo de la tabla quedamos, si no porque como buen músico (ahí me estoy ganando unos cuantos puntos, a ver si los transformó en canjear por una colada con su ropa planchada y todo) Le gustaba todo tipo de música.

Como nos gustaba más salir de fiesta que a un tonto un lápiz y el festival había que verlo sí o sí, fuimos a un bar al que solíamos ir todos los fines de semana y le pedimos al dueño que nos pusiese el festival. La cara de asombro del mismo fue en plan de estaréis de coña ¿no? pero como era muy temprano y apenas había mucha gente en ese bar accedió, y cuál fue su sorpresa al ver que cada vez que entraba clientela nueva al principio medio se reían por tener en la tele eurovisión pero al final se acabó montando un ambiente en el bar en torno a la tele que nosotros que eramos los primeros en llegar a ver el festival acabamos en el fondo del bar cerveza en mano intuyendo las votaciones porque ver y escuchar solo era cosa  de los más afortunados que estaban en primera plana  al lado de la tele.

Al día siguiente, en el vermut del domingo por la mañana siempre es ese bar parada obligatoria, y nos decía que no sabía que el festival atraía tanta gente sedienta de cerveza jajajaja. Creo que deberíamos de ir a medias en la caja de esa noche.

Año tras año repetimos la misma jugada en otros bares y oye que la gente de un principio de sorprende y se ríe buscando a ver quién son los frikis que quieren ver eurovisión, pero en el momento que llegan las votaciones se monta tal jarana que parece la mismísima final de fútbol de la champions, bueno un poco exagerada sí que soy jajajaja

Fueron pasando los festivales de eurovisión, en concreto unos 13 desde que se convirtió en tradición año tras año, los años fueron cambiando nuestra forma de verlos a la vez que cambiaba nuestra familia, ahora con dos niños ya no es lo mismo lo de salir un sábado noche a pegarse frente la tele de un bar cerveza en mano y apostar en qué lugar de los últimos quedaríamos, pero sí que salimos a comprar guarrerias varias para comer y beber mientras vemos el festival en casa y lo comentamos por las redes sociales como si estuviésemos en el bar ehándonos unas risas.

Para los próximos años que los niños sean más mayores creo que nos pasaremos ya a las cenas eurovisivas en casa rodeados de amigos para poder disfrutar de los festivales como hace años.

¿Y vosotros? ¿sois festivaleros o es algo que sólo nos corresponde a los ya viejunos nostálgicos?

2 Comentarios Agrega el tuyo

  1. marigem dice:

    ¡Hola!
    Yo de pequeña era muy muy eurovisiva. Intuyo que soy algo mayor que tú porque en el 91 yo tenía 16 par a17.
    Al principio grababa las actuaciones en un cassette y preparábamos un picoteo en casa, a veces venían amigos. Y los días anteriores, como nos ponían la canción a todas horas, yo preparaba coreografías con mi hermana y deleitaba a la familia, que iban todos para actores de Oscar porque nos felicitaban y decían que lo hacíamos genial.
    Antes se celebraba el primer sábado de mayo y al día siguiente tocaba excursión al pueblín(en los Picos de Europa) para celebrar el día de la madre y claro, eran muchas cosas juntas y estábamos con los nervios al máximo nivel.
    Con el tiempo lo empezamos a grabar en vídeo y lo seguimos celebrando y preparando picoteos. Con mis hijos hacíamos igual, un pincheo y todos a verlo(mis padres y mi hermana incluídos, y a veces amigos) aunque siempre supimos que esto es politiqueo y España no va a ganar, pero se trata de pasarlo bien. Y lo seguimos viendo y disfrutando, apostando y bailando las canciones en plan chorra.
    Me alegra ver que hay gente que lo celebra como yo y lo disfruta, que es lo que mola.
    Muy feliz martes.

    Le gusta a 1 persona

  2. M dice:

    Ainss que recuerdos eurovision!! recuerdo estar jugando por ahi y decirme mi abuela ¡Qué empieza! e ir corriendo a verlo con mis abuelos y vivir las votaciones como si de una final de la champions se tratara… ainss como se echan de menos esos momentos, y a esta gente 😥
    Mis primeros recuerdos? La década prodigiosa, nina, Azúcar Moreno, Sergio Dalma… pero es verdad que recuerdo muy bien el bailar pegados na naaa naaaaaa, aunque no recuerdo esa excursión :’)
    Y rosa? Rosa de españa! que decepción!! Quien no pensaba que ese año si tocaba y que ganábamos?? Yo si! Pero a partir de ese año ya solo lo sigo por twitter para reirme de los comentarios que hace la gente e intento ver las votaciones, aunque con eso del televoto ya no mola tanto… molaba la intriga de dar los puntos en directo del 1 al 12 😦
    Esperemos hacer una quedada con niños y cerveza, mucha cerveza!! para ver los proximos años 😉 y que igual que nosotros vimos ganar a españa un mundial nuestros niños vean ganar a españa una eurovisión.. aunque lo dudo demasiado!!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s